Por @Alvy — 21 de Agosto de 2015


Émile es el nombre de esta curiosa «máquina de bolas» emplea un sistema de tarjetas físicas y una placa Arduino para realizar una conversión binaria de 5 bits en letras y símbolos que pueden verse en una pequeña pantalla. En su funcionamiento utiliza el código Baudot, uno de los más primitivos en telecomunicaciones, desarrollado hacia 1874.

El código Baudot se empleaba principalmente en los teletipos; incluía la posibilidad de transmitir letras (incluyendo la «é» con tilde), espacios, números, guiones, paréntesis, y otros caracteres matemáticos. También incluía unos símbolos adicionales útiles para la representación de valores bursátiles, dado que uno de los primeros usos del teletipo fue precisamente enviar noticias y valores de los mercados de un lugar a otro. En cierto modo, fue un precursor del ASCII y otras codificaciones modernas.

Escribir con Émile requiere cierta paciencia: hay que sacar la tarjeta, colocarla, lanzar las bolas, esperar a que la gravedad las devuelva a su posición inicial, guardar la tarjeta… y todo esto para una letra. Y así sucesivamente. Tan lento como relajante.

(Vía Arduino Blog.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear