Por @Alvy — 8 de Noviembre de 2022

ImgImgImg

Ayer estuve siguiendo por streaming el V Congreso Antifraude, un evento organizado por la World Compliance Association, Fundación Universitaria Behavior & Law y la Asociación Española de Empresas Contra el Fraude, con un buen número de expertos y expertas en áreas como:

  • Fraude en criptomonedas
  • Ciberseguridad y análisis forense
  • Perfiles criminológicos de los delincuentes empresariales
  • Investigaciones de fraudes
  • Casos reales de estafas en Internet

Cada uno de los temas era espeso, con una profundidad y ramificaciones que requerirían muchas más horas para tratarlos, a fondo –algunos apasionantes– pero me quedé con algunas ideas sobre el «estado de la cuestión» y algunos detalles interesantes. El primero es que los fraudes por internet siguen aumentando y son según los últimos estudios cada vez de mayor cuantía. Estamos hablando además de estafas en las que sólo el 25% de los afectados denuncian tras haber perdido su dinero, normalmente por vergüenza, miedo a represalias o porque creen que «no va a servir para nada».

Fraude en el mundo de las criptodivisas

Sobre los fraudes a criptomonedas, tema casi de actualidad, se comentó que en España el número de exchanges («casas de cambio») registrados en el Banco de España ha pasado este año de 12 a 45. El propio Banco ha emitido numerosos avisos y recomendaciones respecto a las criptomonedas. La CNMV mantiene también una lista de entidades NO registradas, más conocida como la lista de «cuidadín con meter ahí tu dinero» que conviene leer antes de mover el dinero.

También advirtieron de la desinformación que transmiten algunos influencers y recordaron el «caso Iniesta» (y sus vistosos anuncios), así como que toda campaña dirigida a más de 100.000 personas debe ser revisada por la CNMV. Influencers que ejercen la peor influencia posible porque además se dirigen a los más jóvenes, inexpertos y vulnerables, como ya denuncian públicamente periodistas y comunicadores. Mientras tanto, la publicidad de criptos campa por las camisetas de los equipos de fútbol con la aquiescencia de la propia CNV, algo un poco paradójico. WTF.

Curiosamente al respecto explican cómo a pesar de que existen herramientas para hacer seguimiento de las criptomonedas y su uso, al traspasar fronteras, existir las wallets no custodiadas y cierta laxitud en cuando a la conversión de unas criptomonedas a otras (y a dólares y euros) es difícil seguir la pista al dinero. Esto es una virtud para la gente honrada que hace buen uso de ellas, pero también permite que algunos estafadores y cibercriminales también las prefieren como forma de pago.

Criminales del mundo digital

En el apartado del perfil de los cibercriminales me llamó la atención el factor oscuro de la personalidad y el hecho de que se pueda perfilar psicológicamente tan afinadamente a estos personajes. No obstante, parece que es algo fácil «a toro pasado». Personajes como Elizabeth Holmes de Theranos, Neumann de WeWork, Anna Delvey/Sorokin o el mismísimo John DeLorean casi saltan a la vista. Pero nadie los detectó. ¿Cuáles son los estafadores que están ahora mismo siendo titulares en las noticias por otros sus aparentes grandes iniciativas y logros? Eso ya es más difícil de dilucidar, aunque ese «factor D» sea sin duda una buena pista.

La última parte de la conferencia sobre casos reales se dejó fuera al caso IM Academy (pese a estar anunciado) pero enumeró otro buen número de ellos. Se explicó que la gente sigue cayendo en clásicos como los esquemas de Ponzi y las estafas piramidales, los estafadores del amor, las novias rusas, asiáticas y de otros lugares exóticos, así como otros más sutiles. Pusieron hasta grabaciones de «timos nigerianos en acción» (!)

Entre los problemas más de moda y relacionados con la tecnología se citaron el malware, que sigue entrando porque la gente «hace clic donde no debe» o el fraude del CEO, correos falsos en los que un email suplantando al jefe pide urgentemente transferir dinero a una cuenta. Es una suerte de spear phishing o engaño dirigido contra un objetivo específico investigado previamente, frente al phising convencional que busca objetivos tras enviar miles de mensajes (matando moscas a cañonazos).

Según explicaron, las soluciones pasan a veces por mantener mayores y políticas de seguridad internas en las empresas o a veces el simple uso del sentido común antes de actuar: preguntarse si un correo puede haber sido suplantado, si esa oferta para ganar dinero rápido tiene visos de ser real o por qué razón esa novia surgida del frío nos ha «elegido» a nosotros. ¡Que no, hombre, que no!

También se mencionó un dato que me sorprendió mucho:

Si al hacer una transferencia los bancos cotejaran el IBAN y el nombre del titular de la cuenta, el 95% de las ciberestafas no se producirían en España.

Y es que ciertamente sólo hace falta esa ristra de dígitos para enviar dinero a una cuenta cualquiera. Teniendo en cuenta que todas tienen un titular –persona o entidad legal– que la persona que hace esos envíos debería conocer, como cuando hacemos un Bizum, es raro que no se haga. Quizá fuera un sitio por el que comenzar. Según esto actualmente las entidades financieras que solicitan el nombre para hacer ese tipo de operaciones lo guardan pero simplemente no lo comprueban. Incomprensible.

_____
Foto (CC) Lindsey LaMont @ Unsplash.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 3 de Noviembre de 2022

Consumer finance

Hoy en día sólo el ~11% de las transferencias en euros son instantáneas en la Unión Europa, lo que quiere decir que hay unos 200 millones de euros «flotando» entre entidades financieras cada día. Por eso la Comisión Europea ha lanzado una propuesta para los pagos instantáneos en euros, una especie de Bizum –para entendernos– o «transferencia instantánea» a nivel europeo.

La Comisión ha adoptado hoy una propuesta legislativa para que los pagos instantáneos en euros estén a disposición de todos los ciudadanos y empresas titulares de una cuenta bancaria en la UE y en los países del EEE. La propuesta pretende garantizar que los pagos instantáneos en euros sean asequibles, seguros y se procesen sin obstáculos en toda la UE.

La iniciaiva se basa en otros cuatro ideas:

  • Hacer que los pagos instantáneos en euros estén disponibles de forma universal, obligando a los proveedores de servicios a ofrecer la «versión instantánea» en un plazo determinado.
  • Hacer que los pagos instantáneos en euros sean asequibles, de modo que el precio cobrado por los pagos instantáneos en euros no supere el precio de las transferencias tradicionales.
  • Aumentar la confianza en los pagos instantáneos, con la obligación de verificar la coincidencia entre el número de cuenta bancaria (IBAN) y el nombre del beneficiario facilitado por el ordenante (ante errores o fraudes).
  • Eliminación de las fricciones en el procesamiento de los pagos instantáneos, preservando al mismo tiempo la eficacia del control de las personas sujetas a sanciones de la UE, al menos diariamente a sus clientes con las listas de sanciones de la UE, en lugar de controlar todas las transacciones una por una.

Naturalmente esto es sólo el conceto. Concreto, concreto, no hay nada.

A mi sinceramente me parece un poco la «carta a los Reyes Magos», y como a muchos me gustaría que alguien moviera el culo. No son pocos los ciudadanos que no terminan de entender por qué se siguen aceptando los precios abusivos en muchas transferencias bancarias –no necesariamente de grandes cantidades– cuando técnicamente el proceso a través de SEPA/SWIFT es casi instantáneo: mensajes y cifras anotadas en unas bases de datos. ¿Por qué no hay transferencias bancarias en fin de semana? Si abre hasta el Carrefur de la esquina, por favor.

En ese sentido, alternativas de dinero electrónico como Bitcoin demuestran cierta superioridad al ofrecer transferencias rápidas 24/7 en menos de 60 minutos (6 bloques verificados) o incluso casi instantáneas en la Lightning Network. Además lo hacen con comisiones ridículamente bajas (menos de 1 euro/dólar muchas veces) para cantidades astronómicas equivalentes a cientos de millones de dólares.

_____
Foto (CC) Firmbee.com @ Unsplash.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 16 de Julio de 2022

The Cost of Space Flight Before and After SpaceX (CC) Visual Capitalist

En una de sus magníficas e informativas infografías, Visual Capitalist permite entender de un vistazo cómo ha cambiado el coste de los viajes espaciales antes y después de SpaceX. Como todas las misiones son distintas, elvalor promedio que se suele usar es el coste de poner un kilogramo en órbita, que en la infografía es el eje vertical; el horizontal es el periodo entre 1960 y 2020-2030, el tiempo que llevamos «subiendo cosas allá arriba». Ojo que la escala es logarítmica (cada división es ×2 veces el valor anterior).

Los datos provienen del estudio Space Launch to Low Earth Orbit del Centro de Estrategia y Estudios Internacionales del Proyecto de Seguridad Aeroespacial, donde se explican otros detalles. Como puede verse varía entre los 65.400 dólares por kg que costaba con el Transbordador Espacial (y en la gráfica no está, pero el coste del Delta E era de 178.000 dólares/kg) a los 1.500 dólares/kg que cuesta subir algo con el Falcon Heavy de SpaceX.

También sabemos de otros costes similares que se pueden comparar: subir algo a la Estación Espacial Internacional son unos 60.000 dólares/kg, 45 o 50.000 dólares/kg a la Luna o incluso los –esto ya es pata negra cinco estrellas– 2,5 millones de dólares por kg que cuesta enviar algo a Marte. Al menos llega puntual. Lo peor del asunto es que también sabemos que el 90% de ese coste es para elevar el propio combustible de los cohetes.

El futuro es más prometedor si cabe, con un coste de tan solo 200 dólares/kg para la carga que viaje en el Starship de SpaceX, cuando pueda demostrar que funciona, algo que podría llegar ya pronto, prontito (ya hay cámaras emitiendo 24h apuntando a la Spaceship en la Starbase de Cameron County, Texas).


Actualización – Héctor nos apunta que se echa en falta el coste de los Ariane 5 y 6: 8.900 y 4.700 dólares/kg, respectivamente.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 15 de Junio de 2022

Bitcoin Obituaries

Qué mejor momento que esta semana en la que Bitcoin ha perdido el 30 ó 40% de su cotización (y un ~70% desde máximos en noviembre de 2021) para recordar la existencia de Bitcoin Obituaries, también conocida como la página de las muertes anunciadas de Bitcoin.

Ahí pueden verse, sin paños calientes, algunas de las ocasiones en las que la prensa y los expertos han hablado de forma significativa y prominente de la muerte de Bitcoin a lo largo de los últimos 12 años y pico, que es básicamente toda su existencia. De momento han sido 452 veces y contando. Se pueden interpretar como una especie de: «ojo, que mira que ya que te lo avisamos» y sirven tanto de recordatorio como de aplastante hemeroteca… porque a lo mejor la película todavía no ha acabado.

Las reglas para considerar un «obituario» válido son sencillas:

  • El contenido del artículo (y no sólo el título) debe ser muy explícito acerca de que Bitcoin ha muerto o no tiene valor alguno (no valen matices como «quizá» o «podría»).
  • El contenido debe provenir de un medio de comunicación con reputación, mucho tráfico o al menos de una persona con muchos seguidores en las redes sociales.
  • De momento sólo se aceptan contenidos en inglés.

Entre los obituarios hay algunos como Bitcoin se muere de la CNN (con Bitcoin cotizando a 7.600 dólares en noviembre de 2019), Bitcoin ha muerto (el CEO de TransferWise a Yahoo Noticias en 2018, con Bitcoin a 440 dólares) o Todas las criptodivisas deberían arder en el infierno (Nicholas Weaver en Current Affairs, con Bitcoin a 29.300). La página acepta colaboraciones y además guarda una copia de los obituarios (porque misteriosamente muchos con el tiempo «se borran solos»). Es interesante revisar la lista fijándose en las cotizaciones de la época.

Los defensores acérrimos de Bitcoin (HODLers, maximalistas, especialmente los que sólo consideran a Bitcoin como una criptodivisa con futuro) creen que esta página es especialmente graciosa, por razones evidentes. Básicamente argumentan que cada día que pasa es un triunfo para Bitcoin. Ese chascarrillo viene a decir que dado que Bitcoin nació en 2009 y lleva más de una década funcionando sin que haya sido refutado, hackeado o abandonado por otro sistema mejor, «cada día que pasa es un triunfo». Puede que su cotización suba o baje, pero que Bitcoin no haya muerto a día de hoy sería señal de que su salud es perfecta, como humorísticamente refleja en Twitter @DidBitcoinDie repitiendo «No» como un reloj¹. No obstante –y como es bien sabido– todos vivimos un día tras otro hasta el día en que nos morimos de repente, y la posibilidad de caer en la paradoja del «pavo inductivista»² está siempre al acecho.

BitcoinIsDeadOrg.jpg

Otra página similar con una visión a más largo plazo es BitcoinIsDead.org que también almacena cientos de declaraciones de escépticos de Bitcoin, entresacando los titulares más llamativos: «El fin de Bitcoin», «Bitcoin está acabado», «Bitcoin no vale literalmente nada», etcétera. También incluye como bonus para las risas una Lista de predicciones erróneas sobre el futuro.

_____
¹ «Pero la @CelsiusNetwork se ve bastante muerta», como decían ayer :-)

² La paradoja del pavo inductivista la describió el filósofo y lógico Bertrand Russell. En ella, un granjero alimenta a un pavo durante mil días. El pavo experimenta cómo el granjero se preocupa por su bienestar, con una confianza estadística mayor a cada día que pasa. Pero cuando llega el día de Navidad, el pavo recibe una sorpresa. Se suele utilizar como historia relacionada al hablar de fenómenos que se supone que siempre son iguales, día tras día, y de la gran confianza que se puede llegar a tener en ellos, pero que en un momento dado pueden recibir un vuelco inesperado.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


AIMC 2022

Encuesta AIMC a usuarios de Internet