Por @Alvy — 28 de Abril de 2015

RFID ChipUn ingeniero hacker llamado Seth Wahle se implantó en su mano izquierda –entre el pulgar y el índice– un chip con una antena NFC para poder acceder de forma inalámbrica a sistemas de seguridad y dispositivos inalámbricos de todo tipo.

Entre otras cosas cosas este hacker puede ahora realizar un «pase» con su mano cerca de un teléfono Android –muy al estilo Jedi– y hacer que se establezca una conexión remota con otro aparato que lleva encima en el que se ejecuta software como Metasploit que busca «agujeros de seguridad» por los que colarse.

Con este hack corporal aunque te dejaran desnudo en un control de aeropuerto seguirías teniendo el poder del chip en tu interior; de hecho el aspecto de la mano es el mismo que sin chip, dado su pequeño tamaño. Estos implantes son parecidos a los de los chips que se ponen a los perritos o a las vacas –con una especie de «pistola-jeringuilla». Eso sí la aguja es «del siete», no apta para gente a la que no le gusten los pinchazos.

Tampoco es que puedas ir a cualquier sitio a implantarte un chip de estos y que viva la vida, de hecho Wahle lo hizo con ayuda de un «aficionado sin licencia» que le cobró unos 30 euros y probablemente se podría considerar una actividad ilegal según las leyes que hay al respecto. En Florida las llaman Leyes de modificación del cuerpo, y se refieren normalmente a tatuajes y piercings.

Todo esto lo contaron en la HackMiami Conference 2015 HMC, haciendo una demostración de su «prueba de concepto» de lo que llaman Biohacking. Hay más al respecto en Forbes, que es donde lo ví originalmente: Hacker Implants NFC Chip In His Hand To Bypass Security Scans And Exploit Android Phones.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear