Por Nacho Palou — 30 de Noviembre de 2016

Desde el Departamento de cosas que hacer con un teléfono público viejo, Fuzzy-Wobble explica y muestra pasado a paso en Instructables cómo reutilizar una teléfono público de los noventa, convirtiéndolo en una gramola.

El hackeo aprovecha todas las partes de la cabina: el teclado para seleccionar el número de la canción, el altavoz para emitir la música, el auricular para escuchar las instrucciones, el monedero (si se cobra por su uso) y hasta el enganche para la guía telefónica se utiliza para el catálogo de canciones disponibles.

Según el autor el proceso es más sencillo de lo que parece —de lo que él mismo esperaba— y además pudo adquirir por internet un teléfono público por no mucho dinero (aunque esto es relativo).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear