Por @Alvy — 25 de Octubre de 2015

No es que vaya a reemplazar a las básculas de precisión pero… El resultado de este hackeo es ingenioso. De hecho aunque la balanza ni siquiera muestra el peso real de los objetos sí que da un porcentaje normalizado y un cambio de color cuando hay varios (amarillo = más pesado) gracias a la detección de la fuerza que ejercen sobre la pantalla 3D Touch del iPhone 6S.

Lo llaman Plum-O-Meter y funciona de una forma decente, aunque no sea exacta. Como cuando inventaron el pulsímetro a través de la cámara y el flash o los detectores de terremotos con los acelerómetros. Podría tener ciertas aplicaciones curiosas más allá de las concebidas originalmente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear