Por Nacho Palou — 5 de Abril de 2016

George Hotz, el hacker que construyó un coche autónomo en su garaje y en un mes, ha obtenido recientemente 3,1 millones de dólares de financiación para que desarrolle la tecnología que hace unos meses le permitió convertir su turismo convencional Acura ILX en un coche semiautónomo.

Según Hotz, el desarrollo de su tecnología debería resultar en un kit de conversión capaz de transformar un coche convencional en un coche semiautónomo; el sistema se podrá instalar en vehículos relativamente modernos y que cumplan ciertos requisitos mínimos, como disponer de dirección asistida eléctrica y de frenado automático. El plan de Hotz es comercializar su kit como accesosio post venta por unos mil dólares, sin contar la instalación.

En el artículo A16z Led a $3.1 Million Round in Aftermarket Autonomous Car Company, Comma.ai George Hotz deja claro que su gran aspiración es batir a Tesla, «líder no porque su tecnología sea mejor, sino porque ya la ha puesto en la calle.»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear