Por @Alvy — 21 de Febrero de 2016

Este reloj binario muestra las horas, minutos y segundos de una forma muy peculiar y en cierto modo avanzada: como «ondas», donde las crestas son unos y los valles ceros. Así que para leer la hora hay que convertir esas ondas a un número binario, cuya conversión a su vez a un valor decimal nos da la hora exacta del momento.

Otro detalle interesante es que los bugs que parece tener –esos temblores y cambios de color– están en realidad simulados por el hacker que lo ha programado.

Una pieza interesante, cuando menos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear