Por @Alvy — 15 de Octubre de 2016

Esta mesa de ping-pong llamada Ping Pong FM parece divertida: la música de acompañamiento sigue el ritmo del juego, gracias a unos sensores instalados en las raquetas.

De lento a rápido va aumentando el ritmo de la música; los jugadores eligen las canciones al principio del match. Convenientemente remezclado con vídeo resulta extravagante pero gracioso.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear