Por Nacho Palou — 1 de Junio de 2015

La feria Motorama de General Motors se celebró a lo largo de los felices años cincuenta del siglo pasado y exploraba el futuro de la automoción a través de prototipos, modelos y vídeos como este que adelantaba cómo sería la conducción en un futuro tan distante como lo era entonces el año 1976.

Lo cierto es que en el año 1976 no sólo no hubo coches autónomos, sino que aquel año el coche del año en España fue el Seat 131 —y murieron 7000 personas en accidentes de tráfico. En 2014 todavía fueron 1131 víctimas.

Como sea, el coche autónomo de GM tampoco es que fuera muy autónomo en realidad, pero exploraba ese extraño sueño húmedo de ‘no conducir’ y de quitar las manos del volante para cantar canciones en familia y a coro con el de la torre de control, sin tener que prestar atención a la carretera — y sin necesidad de bolsas para vómitos.

Mientras tanto, sesenta años después de aquel vídeo, circulamos de este modo y maniobramos más bien así.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear