Por Nacho Palou — 16 de Agosto de 2016

Hicieron falta cuatro años hasta que la fábrica de vehículos de Tesla en Freemont, California, estuvo lista para empezar a producir. Eso a pesar de que ya era una fábrica de coches de General Motors cuando Tesla la adquirió en 2008.

En esa factoría gigante —con un interior que sigue el estilo organizativo y estético de la fabrica que tiene SpaceX en el número 1 de Rocket Road, en Hawthorne a las afueras de Los Angeles— se fabrica cada Modelo S y Modelo X y «próximamente el Modelo 3». En total unos 50.000 coches al año, que en el futuro deberían ser unos 500.000 vehículos.

Hasta 200 robots —a 50.000 dólares la unidad— trabajan en esas instalaciones. «Cada uno de ellos tiene su propio nombre, muchos de ellos tomados de personajes del universo Marvel: Lobezno, Hombre de Hielo, Arcángel, Cíclope...»

La prensa hidráulica del fábrica que da forma a los paneles exteriores de la carrocería merecería su propio programa,

Se trata de la prensa hidráulica más grande del país. Mide diez pisos de alto, siete quedan en la superficie y tres están por bajo el suelo de la fábrica para que quepa. Tesla pagó 4 millones de dólares por esta prensa de 15 millones de dólares, más otros 4 millones que costó transportarla desde Michigan.

En Road Show, How does Tesla build its cars? We'll show you, donde también hay una versión del vídeo en 360 grados que puede verse en la app de YouTube para el móvil.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear