Por Nacho Palou — 27 de Junio de 2017

La Roborace es una variante de la Formula E (coches eléctricos) para vahículos autónomos, sin conductor. Estos vehículos todavía disponen de puesto de conducción y volante —aun están “aprendiendo a conducir“ instruidos por pilotos humanos— y aunque ya se había visto algún adelanto de su modo de conducción autónoma este vídeo recoge por primera vez una vuelta completa en modo autónomo en el preparatorio ePrix de Berlín. Aunque está previsto que estos coches alcancen velocidades propias de la Formula E (hasta 300 km/h), este Roborace completa la vuelta a unos 200 km/h, que no está mal teniendo en cuenta que va solo.

En la barra del bar de YouTube hay un montón de cuñados opinando que el vehículo no es capaz de corregir el sub o sobreviraje y que frena demasiado pronto y con poca contundencia. Huelga decir que el sistema de conducción autónoma funciona mediante aprendizaje automático, lo que significa que —igual que sucede con los pilotos humanos— la conducción mejora con la práctica y con el tiempo y conforme se va conociendo el circuito. No hay que olvidar el increíble progreso que representa teniendo en cuenta la relativa novedad y la complejidad técnica e informática que exige la conducción autónoma y que además se trata de pilotar un vehículo de competión y no de conducir un Prius.

Irónicamente lo menos sofisticado del vehículo es la cámara de vídeo que carece de un estabilizador de imagen en condiciones; el sonido de los vehículos también tiene su encanto, aunque hay momentos en los que parece que a bordo del Roborace van un par de delfines acudiendo a la llamada de auxilio de un gorrino.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear