Por Nacho Palou — 4 de Julio de 2016

Este vídeo del equipo Force India de Fórmula 1, capta los movimientos de los ojos del piloto Nico Hulkenberg mediante un dispositivo de seguimiento ocular.

A semejantes velocidades y con fuertes y constantes movimientos externos, aceleraciones y deceleraciones, el ojo de Hulk no deja de moverse decenas de veces por segundo, trabajando para compensar las fuerzas externas y mantener la vista y la atención en la carretera y en el entorno, incluyendo los retrovisores: «tiene apenas una fracción de segundo para mirar el retrovisor y [a veces] reconocer qué hay en él».

Si bien es cierto que el piloto normalmente se conoce el circuito más de memoria que por lo que ve, hay que reconocer la enorme capacidad que tiene el cerebro para procesar tanta información. Esto en un circuito de pruebas vacía, sin otro coches por medio que dificultan todavía más la tarea. Por ejemplo, para no cometer el error de dejar pasar a un competidor que circula detrás al intentar dejar pasar a un doblador según las indicaciones de las banderas que sacan los jueces de pista y de la radio.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear