Por @Alvy — 26 de Octubre de 2019

Foto (CC) Sven Brandsma @ Unsplash

A la gente carnívora a la que le gustan los filetes de carne «muy poco hecha, casi mugiendo» quizá les soprenda saber que la «sangre roja» de esos filetes casi crudos no es sangre, es mioglobina. La mioglobina es una proteína que se encuentra en los músculos; se parece a la hemoglobina de la sangre –de hecho la llaman «la hemoglobina muscular»– pero es distinta y tienen poco en común; simplemente que ambas sirven para almacenar oxígeno. Pero la mioglobina no es sangre ni lo que sale de los filetes de vacuno es sangre, sino una combinación de agua y mioglobina. Como es sabido tras sacrificar a esos animales se les extrae la sangre para que se ablanden y no se coagulen y queden duros. En otras carnes como el pavo o el pollo –que tienen menos mioglobina– apenas se aprecia ese color rojo/morado. [Foto (CC) Sven Brandsma @ Unsplash.]

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Wicho — 13 de Octubre de 2019

A Coruña hace 300 millones de años
A Coruña hace 300 millones de años, lejos de la costa y un poco al sur del ecuador - Dinosaur Pictures

En Dinosaur pictures tienen una curiosa herramienta, Ancient Earth globe, que te permite cotillear qué pinta tenía la Tierra vista desde el espacio desde hace 750 millones de años hasta la actualidad. Puedes mover el globo terráqueo a voluntad pero es mucho más instructivo si en la caja de búsqueda pones el nombre de una ciudad cuya ubicación actual te sea familiar.

Puedes escoger la «fecha» en el menú desplegable de arriba en el centro o utilizar las teclas de cursor. La ciudad que hayas escogido se mantendrá centrada en la pantalla. Ayuda si activas la opción de ver el ecuador en Display Options -> Show equator.

Te puedes llevar sorpresas como por ejemplo con A Coruña, que si bien en la actualidad está a unos 43 grados norte hace 300 millones de años estaba al sur del ecuador y rodeada de tierra por todas partes.

El mapa incluye una breve descripción del periodo que está mostrando y enlaces a los tipos de fósiles que se han encontrado cerca de la ciudad escogida.

(Vía @Milhaud).

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 14 de Septiembre de 2019

Magnus Carlssen (CC) Andreas KontokanisUn jugador de ajedrez puede llegar a quemar 6.000 calorías diarias durante un torneo, el triple que una persona promedio en su actividad cotidiana. La razón es que aumentan la presión sanguínea y la frecuencia respiratoria –que llega hasta a triplicarse– así como las contracciones de algunos músculos. Esos jugadores realizan un ejercicio similar al de algunos atletas, llegando a perder casi un kilo diario de peso; de hecho muchos cuentan con un preparador físico en el equipo. Karpov perdió 10 kilos en 1984 defendiendo el título de Campeón del Mundo de ajedrez y cuando salió de allí decían de su aspecto que «parecía la muerte andante». Al ruso Antipov le midieron un consumo de 560 calorías durante una partida de dos horas, más o menos lo mismo que quema Federer en una hora jugando al tenis. [Fuente: ESPN. Foto (CC) Andreas Kontokanis.]

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear
Por @Alvy — 26 de Agosto de 2019

Ya se ha secuenciado el 95% del genoma humano (+5% en los últimos 7 años), pero es difícil llegar al 100%

Se calcula que el genoma humano almacenado en los cromosomas contiene con bastante certeza unos 3.200 millones de pares de bases de ADN (3.200.000 kb, 3.200 Mb o 3,2 gigabases). Pero cuando se lee la secuencia no siempre se hace de forma contigua. Por esta razón hace 7 años sólo se había secuenciado un 89,6% de la totalidad del genoma. Esto incluye los 22 autosomas y una copia del cromosoma X y otra del Y (24 en total). En la actualidad se ha cubierto ya el 95,1% pero hay unas 875 zonas todavía desconocidas, en las que hay «saltos» y de algunas de las cuales sólo se conoce el tamaño aproximado. Las zonas que faltan contienen repeticiones muy cortas de las mismas bases y son especialmente difíciles de secuenciar; se cree que probablemente no sean demasiado relevantes y hay científicos que opinan que puede que ni merezca la pena el esfuerzo. [Fuente: Sandwalk.]

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear