Por @Alvy — 4 de Septiembre de 2010

Brujula (CC) Humayunn N A Peerzaada @ FlickrEn el lenguaje de los aborígenes australianos Guugu Yimithirr no existen equivalentes a izquierda, derecha, delante o detrás. En vez de esto, utilizan para todo la orientación geográfica: norte, sur, este y oeste. (Si hubiera una pelota a su derecha, habría que decir algo así como «por favor, me puedes lanzar la pelota que está al sur?», dependiendo de su orientación) Curiosamente, esto les confiere una especie de superpoder de orientación instantánea extraordinario, pues conocen en todo momento su ubicación respecto a los puntos cardinales, algo que en otros lenguajes no se da. (A cambio, nosotros sabemos instantáneamente que algo detrás de nosotros está detrás, sin necesidad de «meditarlo»). Esta curiosidad se usa a modo de ejemplo de cómo la naturaleza de diferentes lenguajes pueden hacer parecer que incluso la realidad sea distinta para las diferentes personas que los hablan. [Fuente: Do Different Languages Equal Different Realities?]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear