Por Nacho Palou — 23 de Septiembre de 2014

Un secador de manos común tarda alrededor de 45 segundos en reducir la humedad de las manos en un 97%, mientras que con una servilleta de papel se elimina la misma cantidad de humedad en 10 segundos. El problema es que la mayoría de la gente sólo utiliza el secador de manos durante 22 segundos (...) la fricción también tiene un papel clave en la eliminación de las bacterias dado que gran parte de ellas van a parar directamente al papel.

El secador de manos básicamente remueve y hace salir volando todas las bacterias que hay en un cuarto de baño, que son más de las que hay en la taza del váter.

Vía Geeks Are Sexy.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear