Por @Alvy — 4 de Septiembre de 2007

El físico Michael Berry realizó una afirmación acerca de los cálculos para acertar con precisión cuál sería el resultado de un choque de bolas de billar. Partió de la idea de que se conocían con precisión la masa de las bolas y su elasticidad, el rozamiento de la mesa, la fuerza del lanzamiento y los diversos rozamientos. Aunque con una, dos o unas pocas bolas funcionan, dijo que esos cálculos se vuelven tan complejos que se necesitaría tener en cuenta la influencia gravitatoria de la persona que estuviera junto a la mesa para que fueran correctos para 9 bolas de billar. Y si en vez de 9 fueran 56 bolas las que chocaran, habrían de ser tenidas en cuenta todas las partículas subatómicas del universo, pues ejercerían una influencia notable en el resultado, debido a su naturaleza caótica y su sensibilidad a las condiciones iniciales. La próxima vez que «rompas» la formación inicial en la mesa de billar, échale un pensamiento cósmico al asunto. [Fuente: The Black Swan.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear