Por Nacho Palou — 1 de Marzo de 2006

World's Oldest Continuously Burning Light Bulb. The Livermore Centennial Light – La vida media de una bombilla incandescente es de entre 750 y 2.000 horas. Las lámparas fluorescentes pueden llegar a las 20.000 horas de funcionamiento. La bombilla más longeva de la que se tiene constanacia lleva funcionando más de 800.000 horas, desde el año 1901 y está incluso registrada en el Libro Guiness de los Récords (aunque en su web no he conseguido encontrarla, parece que el buscador encuentra más bien... ¿nada?).

Sitio oficial Livermore's Centennial Light.

(Vía Sólo otro blog infame.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear