Por @Alvy — 22 de Julio de 2005

Un trabajador es interrumpido cada tres minutos por una llamada, un correo electrónico, un mensaje instantáneo u otra distracción. El problema es que nuestro cerebro necesita unos ocho minutos sin distracciones para ser creativo. (Driven to distraction by technology, Vía Tintachina.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

6 comentarios

#1 — Treiral_

¡¡Los que lo logran antes de los 3 minutos son los llamados Genios!! (o locos, segun se mire)

#2 — show

Y creo que en este mundo es imposible llegar a concentrarse sin ser molestado.

#3 — warsaw_79

Ummm, ya sé por que las cosas estaban mejor hechas antes, jeje

Como no había móviles, ni ordenadores ni nada, podían tener más de 8 minutos de concentración...

#4 — bLoOdCoLd

Yo pienso que eso de la concentración es relativo, cada uno tiene unos valores y una mentalidad y sabe ordenarlos como mejor le convengan o guste. Es decir, si le gusta diseñar logos, mientras está diseñando o intentando pensar que hacer no se va a distraer con nada ya que realmente es lo que le interesa en ese momento y no mirar quien te ha hecho una llamada perdida o quien te ha mandado un mail. No se, si quieres concentrarte puedes hacerlo eliminando cualquier distracción. Yo con unos simples tapones he llegado a estar varias horas concentrado. Así de fácil y así de difícil. :)

#5 — ZenDa

verdá verdá verdá, y lo mejor sería eliminar al pesao que te manda el correo y te llama a los 3 minutos para saber si lo has recibido...

#6 — Anonymous

¡Qué gran excusa para los eyaculadores precoces!