Por @Alvy — 22 de Julio de 2005

Un trabajador es interrumpido cada tres minutos por una llamada, un correo electrónico, un mensaje instantáneo u otra distracción. El problema es que nuestro cerebro necesita unos ocho minutos sin distracciones para ser creativo. (Driven to distraction by technology, Vía Tintachina.)

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD