Por Nacho Palou — 10 de Mayo de 2007

La Crisis Salina del Mesiniense (la última época del Mioceno hace unos seis millones de años) fue la evaporación casi completa del Mar Mediterráneo a lo largo de unos mil años al quedar desconectado del Océano Atlántico debido al “cierre” del Estrecho de Gibraltar, probablemente causado por un levantamiento tectónico en la zona.

La precipitación de todo el agua evaporada en forma de agua dulce pudo reducir la salinidad del resto de los océanos, facilitando el aumento en la cantidad de agua congelada en los polos y alzando el nivel del mar medio en todo el planeta hasta 10 metros. [La desecación del Mediterráneo]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear