Por @Alvy — 7 de Julio de 2009

En el espacio exterior, un vaso de agua se evaporaría, no se congelaría. La razón es que a pesar de que la temperatura sea muy baja, la falta de presión atmosférica hace que el punto de ebullición también baje, tanto que el agua líquida pasaría a convertirse en gas al instante. [Fuente: Straightdope.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear