Por @Wicho — 29 de Noviembre de 2006

Un miligramo de polonio-210 emite tantas radiaciones como cinco gramos de radio, por lo que es considerado un elemento altamente radioactivo. Recientemente ha saltado a los medios de comunicación por el fallecimiento del espía ruso Alexander Litvinenko, ocasionado por una dosis muy elevada de este elemento radiactivo.

Sus efectos sobre el organismo humano son conocidos porque el Po-210 es un componente del humo del tabaco de los cigarrillos y está considerado como el responsable de la mayoría de los cánceres de pulmón de los fumadores. El polonio-210 puede ser una razón más para dejar de fumar.

(Vía Rincón Abierto de Manuel-Luis Casalderrey en La Voz de Galicia del 28-11-2006)

Actualización: FerR@Z nos pasa este texto sobre el Polonio-210, extraído de El País del 30 de noviembre de 2006: «…está presente en las plantas y el tabaco, a través de los fertilizantes fosfatados, ricos en uranio 238, que al desintegrarse da origen al isótopo.»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear