Por @Alvy — 3 de Junio de 2008

Una Sony PlayStation 3, incluso en modo «idle» (inactivo) consume cinco veces más energía que una nevera de tamaño medio, un gasto aparentemente excesivo, que también es similar al de la Xbox de Microsoft. En cambio, la Nintendo Wii consume diez veces menos que la PlayStation 3. [Fuente: Un estudio de la organización de consumidores australiana Choice, titulado Computers’ energy costs. Hay más curiosidades y detalles en castellano en Ecología Microsiervos: El (¿excesivo?) consumo de consolas, ordenadores y televisores de plasma.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear