Por @Alvy — 4 de Agosto de 2017

Núcleo de un átomo / OpenClipart-Vectors / PixabayUn electrón gira alrededor del núcleo de un átomo a una velocidad equivalente a unos 1.000 km/s. El principio de incertidumbre de Heisenberg viene a decir –de forma simplificada– que es imposible conocer su posición y su velocidad a la vez de forma precisa. Esto tiene que ver con que para realizar la medición habría que hacerlo interactuar con alguna partícula –por ejemplo un fotón– lo cual modificaría su posición o su velocidad, de modo que el resultado obtenido dejaría de ser válido.

Para hacernos una idea de lo que esto supone y de la magnitud de esa indeterminación podemos imaginar que intentamos localizar un electrón que está en una micra (una milésima de milímetro). Según las fórmulas, tras realizar la medición el error a la hora de conocer su velocidad sería de unos ~700 m/s. Y es físicamente imposible (sic.) mejorar esta exactitud. [Fuente: Mecánica Cuántica de Salvador Miret Artés. CSIC/Catarata. Imagen: OpenClipart-Vectors @ Pixabay]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear