Por @Alvy — 11 de Marzo de 2008

Por mucho que digan, los diamantes no son «para siempre», igual que los imanes permanentes no son permanentes. La forma estable del carbono, en condiciones atmosféricas normales, es el grafito y no el diamante. De modo que, con el paso del tiempo, un diamante se iría transformando poco a poco grafito. Sin embargo, esa transformación es tan lenta, que no posible detectarla a escala humana. [Fuente: Curiosidades sobre los diamantes + Las formas alotrópicas del carbono + Un diamante es para siempre. ¡Gracias Sergio!]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear