Por @Alvy — 3 de Julio de 2008

Metales raros como el galio y el indio, imprescindibles para fabricar las pantallas planas, podrían agotarse hacia el 2017. Otros elementos igualmente importantes, como el selenio o el hafnio tambien pueden correr la misma suerte. La razón: exceso de demanda, simple y llanamente. [Fuente, Reflections: The Death of Gallium de Robert Silverberg en Asimov’s Sci-Fi, vía Teleobjetivo. El dato original es un trabajo de Armin Reller, químico de la Universidad de Augsburgo en Alemania.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear