Por Nacho Palou — 2 de Junio de 2014

Recuerda un poco a los aterrizajes de los primeros aviones, y en cierto modo el Solar Impulse 2 tiene algo en común con aquellos modelos primigenios: es uno de los primeros aviones en volar de forma continuada utilizando única y exclusivamente electricidad, sin quemar ningún tipo de combustible; es capaz de volar tanto de día como de noche, utilizando energía solar y baterías.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear