Por Nacho Palou — 22 de Enero de 2016

El astronauta Scott Kelly, que lleva como un millón de años en la estación espacial, se entretiene jugando consigo mismo al pimpón usando dos raquetas hechas con material que repele el agua y tiene un recubrimiento deslizante y usando un sorbo de agua como pelota.

Compartir en Facebook  Tuitear