Por @Alvy — 4 de Octubre de 2012

Foto: A-2 Madrid (CC)-by Alvy @ FlickrComparado con el resto de posibles causas, morir en un accidente de coche es algo a lo que aterroriza a muchas personas. Pero también puede considerarse «extremadamente improbable», según dicen los expertos en estadística. Han calculado que si fuéramos «prácticamente inmortales» y no hubiera otra forma de morir que no fuera en un accidente de coche, podríamos conducir durante 250 años día y noche, día y noche, sin parar, antes del fatal desenlace. Aun así, los accidentes de tráfico están entre las primeras «causas de muerte externa» (no naturales), tan solo por detrás de una más común: el suicidio. [Fuentes: The Dangers of Safety en The Freakonomics Podcast + INE / El País.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear