Por Nacho Palou — 18 de Diciembre de 2006

Año 1816 sin verano — en 1816 las anormalidades del clima propiciaron un verano frío y lluvioso que destruyó las cosechas del norte de Europa y del nordeste estadounidense con consecuencias desastrosas para las cosechas y dio comienzo a hambrunas. En mayo la escarcha quemó la mayoría de las cosechas que se habían plantado y en junio una gran tormenta de nieve produjo muchas muertes humanas. En julio y agosto, se heló el río en un lugar tan al sur como Pensilvania. Europa, que todavía se estaba recuperando de las Guerras napoleónicas, padeció la escasez de comida. Las alteraciones del clima ocurrieron debido a las erupciones volcánicas de la Montaña Tambora entre el 5 de abril y el 15 de abril de 1815 en la isla de Sumbawa, en la actual Indonesia, que arrojó a la atmósfera superior un millón y medio de toneladas métricas de polvo. Las temperaturas mundiales descendieron debido a la reducción de la luz del Sol.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear