Por @Alvy — 23 de Septiembre de 2009

Un 82 por ciento de las personas a las que les alcanza un rayo durante una tormenta son hombres, frente a un 18 por ciento que son mujeres. La razón no es fisiológica ni de conductividad… es pura cuestión de comportamiento: los hombres tienden a hacer caso omiso de las señales de peligro y no abandona la actividad que estén realizando (pesca, golf, paseos, etcétera). [Fuente: Popular Science, vía ALT1040.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear