Por @Wicho — 24 de Septiembre de 2013

Floppy ROM
Un Floppy ROM con un programa para llevar el libro mayor de una contabilidad

Soy lo suficientemente viejuno como para haber usado cintas de casette para almacenar programas, pero no como para haber usado nunca un Floppy ROM, que es como el antepasado antediluviano de los CD-ROM que en los 90 parecían venir con todas las revistas.

La idea era la misma que con los casettes, grabar el software como audio, aunque estos discos, extremadamente delgados, conocidos como flexi discos, eran más fáciles de empaquetas con una revista y más baratos que las cintas.

Para usarlos lo «único» que había que hacer era ponerlos en el plato, grabar su contenido en una cinta, y cargar el software en el ordenador desde esta.

(Vía Modern Mechanix).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear