Por @Alvy — 23 de Mayo de 2009

Si ampliáramos una manzana hasta que tuviera el tamaño de la Tierra, entonces los átomos de la manzana serían tan grandes como la propia manzana es en realidad. [Fuente: Seis piezas fáciles de Richard Feyman.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear