Por Nacho Palou — 13 de Noviembre de 2015

1. Morir.
2. Enterrarse en caca de murciélago.

* * *

En National Geographic, Want to Be a Fossil? Try Burial in Guano,

Shasta Sloth
Restos del perezoso Shasta fosilizado en guano. Fotografía: Brian Switek.

Gracias a un perezoso espectacular sabemos que enterrarse en guano es una muy buena manera de convertirse en un fósil (...) su esqueleto está prácticamente completo, incluso con restos de carne y pelo. Se ha conservado así durante 11 000 años gracias a que el cadáver del perezoso quedó cubierto de excrementos de murciélago, quedando así protegido de los carroñeros y el clima árido del desierto impidió que el esqueleto se pudriera. Algo que debe tener en cuenta cualquiera que esté interesado en que sus restos pasen a formar parte del registro fósil. Inhumarse en caca de murciélago tal vez no sea el entierro más digno, pero si el plan es convertirse en un fósil los resultados son indiscutibles.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear