Por Nacho Palou — 25 de Noviembre de 2016

El vídeo reduce a un minuto el ensamblado de las principales partes del fuselaje del primer A350-1000, en las instalaciones de Airbus en Toulouse, Francia. Este otro vídeo documenta la instalación de los motores en el mismo aparato.

Después de pintar el avión todo el proceso de diseño, desarrollo y fabricación culmina con el primer vuelo del A350-1000, el vuelo inaugural de prueba que tuvo lugar ayer.

Una curiosidad respecto al vuelo de prueba tienen que ver con la equipación de los pilotos, quienes llevan un kit específico y visten casco y paracaídas.

Aunque no hay paracaídas en los aviones comerciales, el paracaídas es sin embargo un requisito obligatorio en vuelos de prueba de Airbus, a pesar de las dificultades que entraña saltar en paracaídas desde este tipo de aviones.

En el vídeo también se puede observar que el A350-1000 “arrastra” algo durante el vuelo, en la parte superior del timón de cola. Simplificando, se trata de un dispositivo (llamado trailing cone) que mide la presión atmosférica lejos de las interferencias causadas por el avión.

Estas mediciones son necesarias para certificar una aeronave, y sirven para calibrar el sistema pitot-estática, los instrumentos que determinan la velocidad del avión con relación al aire, la altitud y la variación de altitud.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear