Por Nacho Palou — 23 de Noviembre de 2016

The Backyard Scientist explica cómo crear, paso a paso, un tornado de fuego doméstico, un fuegonado según la nomenclatura de la maravillosa saga Sharknado.

Para el caso The Backyard Scientist utiliza dos mitades de un recipiente alargado de vidrio, un florero o similar. La parte complicada del asunto está precisamente en cortar el vidrio por la mitad, pero según The Backyard Scientist el esfuerzo merece la pena. Otros materiales más fáciles de cortar, como el PCV o el metacrilato, se rinden antes o después al poder del fuegonado. «Incluso el vidrio a los diez minutos está demasiado caliente para tocarlo», explica.

El principio es simple, aunque no es evidente: consiste en producir una corriente circular separando ligeramente las dos mitades del recipiente, forzando así a que el aire se mueva siguiendo las paredes curvas del recipiente. De este modo se hace girar el fuego sobre sí mismo. El fuego puede proceder de un hornillo de gas, o se puede quemar alcohol o algún producto químico que, aderezado con diferentes elementos, produce fuego coloreado al gusto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear