Por @Wicho — 14 de Enero de 2013

Esquema que lo explica

El Sol es grande, muy grande, tanto que a pesar de que se desplaza a una velocidad de aproximadamente 300.000 kilómetros por segundo la luz que llega a la Tierra desde sus bordes tarda aproximadamente dos segundos más en llegar aquí que aquella que recibimos desde el centro de la cara del Sol que vemos. Así que cuando miras al Sol no lo ves todo al mismo tiempo sino que estás viendo su borde dos segundos en el pasado respecto al centro de su cara visible, que en realidad ya estás viendo unos ocho minutos en el pasado, pues eso es lo que tarda la luz en recorrer los 150 millones de kilómetros que separan el Sol de la Tierra. [Adaptado de un #BAFact.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear