Por Nacho Palou — 28 de Octubre de 2014

El espacio huele a ropa mojada y la Luna huele a pólvora y recientemente investigadores europeos han concluido que los cometas huelen mal,

El “perfume” del cometa 67P/C-G — Considerando las partículas detectadas por la sonda Rosetta los cometas apestan. «Si pudises oler un cometa probablemente desearías no haberlo hecho. Es un olor fuerte, una mezcla entre huevos podridos, establo y el asfixiante olor del formaldehído. Todo mezclado con un débil olor amargo a almendras (cianuro de hidrógeno), un tufillo de alcohol (metanol), aroma a vinagre (dióxido de azufre) y una toque dulce de la aromática fragancia del disulfuro de carbono.»
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear