Por Nacho Palou — 13 de Julio de 2015

En How To Detect A Secret Nuclear Test se explica en menos de tres minutos cómo se detectan —o tratan de detectar— las pruebas secretas de armas nucleares.

De esto se encarga la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, la CTBTO, cuya misión es la de vigilar que no se provocan explosiones nucleares de ningún tipo —«ya sea sobre la superficie terrestre, en la atmósfera, bajo el agua o bajo tierra»— en cumplimiento del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares.

Esta vigilancia es a escala global, independientemente de que los ensayos se produzca en países que han firmado el tratado o en países que se han negado a firmarlo, caso de India, Pakistán o Corea del Norte.

Tal y como se explica en el vídeo (en inglés, se pueden activar subtítulos automáticos) el Sistema de Vigilancia Internacional trata de detectar la firma que deja una explosión nuclear utilizando cuatro tipos de sensores principalmente: sismógrafos, que registran las ondas de choque que recorren el suelo; micrófonos subacuáticos que registran las ondas de choque que recorren las masas de agua; detectores de infrasonidos que registran ondas de presión en la atmósfera y detectores de radioisótopos, que localizan en el aire las partículas radiactivas liberadas tras una explosión nuclear. En total, más de 320 instrumentos repartidos por el mundo.

En la práctica la detección de ensayos nucleares es un proceso bastante complejo, en buena parte debido a las actividades naturales y artificiales (terremotos, volcanes, explosiones convencionales e incluso accidentes de avión) que disparan algunos estos sensores sin que realmente se haya producido un ensayo nuclear.

Sin embargo, a pesar de su complejidad la red de vigilancia puede detectar incluso pruebas subterráneas —contenidas para evitar la liberación en el aire de radioisótopos— con gran precisión, tanto en su ubicación como en la fuerza de la explosión — caso de los ensayos realizados por Corea del Norte en años recientes.

A veces pasa mucho tiempo desde que una detección sismográfica se ve complementada por los detectores de partículas radiactivas — por ejemplo porque las particulas radiactivas quedan confinadas bajo tierra y comienzan a filtrase al exterior tiempo después.

En The Bulletin, Improve the nuclear test monitoring system se explica de forma más extensa el funcionamiento de la red de vigilancia y los factores que más dificultan la detección de los ensayos ilegales.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear