Por Nacho Palou — 13 de Junio de 2014

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No, es una vivienda!

En concreto es la vivienda la de Bruce Campbell, que hizo de este Boeing 727 que compró por unos 100.000 dólares en 1999 su hogar --aunque sumando los costes del alquiler del terreno y de la logística de transportar el avión y cortar las alas eleva por ahora la factura a más del doble, tal y como detalla, entre otras cuestiones, en su página AirplaneHome: A Boeing 727-200 Home Project.

La vivienda, con una superficie útil de unos 100 m2, dispone de electricidad y agua corriente; sólo uno de los baños funciona. Para Campbell vivir en un avión tiene más sentido que vivir en una casa convencional. No sólo se trata de tecnología aeroespacial, que ya es de por sí motivo suficiente. También, según su propietario, un avión puede soportar fuertes vientos y fuerzas G mucho mejor que una casa común; es resistente al fuego, es más seguro y puede durar muchos años sin sufrir desperfectos siempre que se controle correctamente la corrosión.

Un vecino próximo, Even Quach, grabó este bonito vídeo de la vivienda de Campbell,

Vía The Blaze, Business Insider.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear