Por @Wicho — 20 de Enero de 2014

El borde de la atmósferaLa línea de Kármán, situada a 100 kilómetros de altitud, es aquella en la que el aire es tan tenue que un ala, o un perfil alar para ser más exactos, tendría que viajar a más velocidad que la necesaria para entrar en órbita para generar sustentación. Vamos, que si una aeronave quisiera volar a esa altitud tendría que ir tan rápido que se escaparía de la gravedad de la Tierra. [Fuente: @luisjoujr]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear