Por Nacho Palou — 27 de Enero de 2016

Zero-G Fish Bowl, o así es el contenido de una pecera en microgravedad o en estado de caída libre: el agua y el pez no están en el espacio sino en una torre de caída que es básicamente un artilugio como el de los parques de atracciones. Esto es, un ascensor que te eleva 100 o 120 metros y te deja caer desde lo alto produciendo sensación de ingravidez durante unos segundos.

En este caso durante ese momento de microgravedad el pez se aproxima a los bordes de la burbuja de agua para explorar el entorno, igual que haría hasta la alcanzar los límites materiales de una pecera. Inicialmente la tensión superficial del agua dificulta su avance más allá de los límites de la bola y mantiene al pez confinado en su interior.

Sin embargo durante las pruebas uno de los peces consiguió salir de la bola de agua, tal y como se puede ver en Help! I’m Trapped in a Drop of Water, donde se asegura que ningún pez resultó herido durante las pruebas y que todos ellos cayeron suavemente en un recipiente de agua que les esperaba en la base de la torre.

Compartir en Facebook  Tuitear