Por @Alvy — 22 de Mayo de 2010

Normalmente se habla del CD (disco compacto) como el audio de calidad máxima que está al alcance de cualquiera, pero hace diez años surgieron dos iniciativas para proporcionar más calidad todavía. Se llamaron DVD-Audio y Super Audio CD, pero tras una fútil guerra de formatos ninguna consiguió la popularidad suficiente como para implantarse en el mercado. Sorprendentemente, todavía se venden reproductores e incluso algunos discos en esos formatos. [Fuente: In Mobile Age, Sound Quality Steps Back en el New York Times.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear