Por @Alvy — 8 de Diciembre de 2006

El corazón humano es asimétrico: la parte derecha es la que suministra la sangre a los pulmones, que están más cerca, mientras que la izquierda es la que envía la sangre a todo el resto del cuerpo. Por esa razón, el lado izquierdo del corazón es más grande y potente. Del mismo modo, los pulmones también son asimétricos, lo cual tiene que ver con que las vías respiratorias también son asimétricas. Si al comerte un cacahuete «se va por el lado equivocado» y te tienen que llevar al hospital, lo más probable es que el cacahuete haya acabado en el pulmón derecho, que es el más grande de los dos. (Fuente: What Shape is a Snowflake? de Ian Stewart). Actualizacion: Varios médicos entre los lectores matizan el ejemplo de Stewart diciendo que en realidad lo de que el cacahuete caiga en el lado derecho depende más del ángulo en el que están los bronquios, también asimétricos, que del tamaño (más o menos son iguales, aunque uno tenga más masa que otro).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear