Por Nacho Palou — 29 de Marzo de 2016

Pigment Lead

En CoDesign, The Harvard Library That Protects The World's Rarest Colors,

Hoy en día, cualquier color imaginable está al alcance de cualquiera. Puedes obtener muestras de pintura en la ferretería del barrio, hojear pantoneras y juguetear con el selector de colores de Photoshop hasta conseguir el color deseado. Pero unos siglos atrás encontrar un color específico exigía esfuerzos como caminar hasta un depósito de minerales localizado en algún lugar remoto de Afganistán — tal fue el caso del lapislázuli, una piedra muy apreciada por su color azul brillante que, en la época medieval, llegó a ser más valioso que el oro.

La biblioteca de la Universidad de Harvard guarda y conserva más de 2500 de estos antiguos pigmentos que se utilizaban para dar color a la pintura. Una colección iniciada a principios del siglo pasado por Edward Forbes quien da nombre a la Forbes Pigment Collection.

La colección actualmente se utiliza principalmente en la investigación pero que a también sirve y ha servido para autenticar cuadros mediante el análisis de los pigmentos usados en la época de la que supone precede una obra.

La colección Forbes guarda algunos de los colores más raros conocidos, incluyendo el marrón momia, «en Egipto la gente robaba las momias para extraer el material marrón que se formaba entre el vendaje y el cuerpo convertirlo en pigmento, que era muy popular en los Siglos XVIII y XIX.»

El color sangre de dragón es un pigmento de color rojo brillante que a pesar de su nombre se se obtenía del ratán, una planta tropical.

Fotografía y más en Harvard Gazette, A wall of color, a window to the past.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear