Por Nacho Palou — 10 de Octubre de 2016

Hay que hacer 2,8 kilómetros de soldadura perfecta para fabricar el tanque de aluminio de 40 metros de alto para el nuevo cohete SLS (Space Launch System) de la NASA. En total, la capacidad para propergol suma —entre hidrógeno líquido y oxígeno líquido— 2,8 millones de litros que los cuatro motores RS-25, «reciclados» del transbordador espacial, quemarán en cuestión de segundos.

Aunque muy distinto, el tanque del SLS tiene una capacidad similar al tanque de propelente de SpaceX, en este caso destinado al Sistema de Transporte Interplanetario y construido enteramente con fibra de carbono.

* * *

En Bloomberg, Boeing CEO Vows to Beat Musk to Mars,

Dennis Muilenburg, CEO de Boeing: «Estoy convencido de que el primer hombre que ponga un pie en Marte llegará a bordo de un cohete Boeing». Según Muilenburg, «en los próximos veinte años el turismo espacial florecerá y se convertirá en un mercado comercial rentable», con decenas de hoteles y fábricas en microgravedad compartiendo órbita con la Estación Espacial Internacional [y también con la basura espacial].

Boeing participa junto a Lockheed Martin en la United Launch Alliance, la cual participa en el desarrollo del SLS de la NASA.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear