Por Nacho Palou — 11 de Mayo de 2015

En Cost Obsessions Around the World hacen el ejercicio, país por país, de utilizar la sugerencia de búsquedas de Google para averiguar de qué cosas —bienes, productos, servicios,...— quieren conocer los precios los usuarios del buscador,

Al parecer las búsquedas en Google sobre el precio de las cosas varía enormemente de un país a otro. Por ejemplo, en Norteamérica la gente parece estar más interesada por lo que cuesta una patente o un pasaporte. En Europa en cambio les preocupa más saber el precio de cosas básicas como los alimentos, los estudios o de la cerveza. Quien busca en Google sobre África consulta los precios de los alimentos, los animales de granja y los combustibles. Luego hay búsquedas de precios que son algo más controvertidas: de la prostitución en Brasil, Ucrania, Hong Kong, y Letonia; del precio de los esclavos en Mauritania o de los riñones en Irán; de la fecundación in vitro en Australia y de lo que cuesta una rinoplastia en Corea.

Huelga decir que esas búsquedas no las hace necesariamente la gente que vive allí, sino que son búsquedas sobre lo que cuestan las cosas en determinados lugares.

En realidad Cost Obsessions Around the World únicamente considera a la gente que busca en Google en el idioma inglés, porque buscando en inglés en efecto para España la comida aparece como sugerencia por ser una búsqueda habitual, pero haciendo la búsqueda en español la lista de búsquedas habituales tiene poco que ver con la comida,

E incluso el resultado varía según cómo se construya la frase.

Así que en realidad Cost Obsessions Around the World casi se podría considerar la lista de obsesiones y vicios de los anglosajones que viajan.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear