Por Nacho Palou — 19 de Agosto de 2015

Aunque de apariencia normal, la bicicleta que aparece en este vídeo de Smarter Every Day [con subtítulos en español] tiene una particularidad: la rueda gira en el sentido opuesto al giro del manillar.

Tal y como se explica en el vídeo, de entrada puede parecer un cambio simple: sólo hay que girar el manillar en el sentido contrario al que se quiere girar. Algo que, aparentemente, se puede hacer o aprender más o menos rápido si ya se sabe montar en bici y con un poco de práctica.

Pero al parecer la cosa no es tan sencilla y Destin de momento no ha encontrado a un adulto que sea capaz de montar esa bicicleta — al menos no de entrada: a Destin le costó ocho meses conseguirlo, hasta que ‘de repente’ un día fue capaz. A su hijo de cinco años le llevó únicamente dos semanas prender a usar una bicicleta invertida.

Pero la parte divertida del asunto es cuando Destin vuelve a coger una bicicleta normal; el tipo de bicicleta que él había utilizado desde que tenía seis años se le resistió durante veinte minutos, hasta que fue capaz de volver a montar en ella. Aprender y desaprender.

¡Gracias, Gali!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear