Por Nacho Palou — 19 de Julio de 2006

Comer cosas frías tales como helados puede producir dolor de cabeza: «como los nervios del paladar se enfrían extremadamente, tu cuerpo cree que tu cerebro también se está congelando. Para compensarlo, el cerebro se sobrecalienta, lo cual causa el dolor de cabeza típico del helado». Para evitarlo presiona con la lengua en la parte superior del paladar cubriendo la mayor superficie posible. Cuanta más presión apliques en tu paladar antes desaparecerá el frío de los nervios de la boca y por tanto el el dolor de cabeza.

De Trucos corporales para combatir pequeñas dolencias (II)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear