Por @Alvy — 23 de Marzo de 2009

Los científicos han observado que, mientras caminan, las hormigas nunca se adelantan unas a otras. Creen que esa puede ser la razón de que en sus muy transitados recorridos nunca haya atascos. [Fuente: el trabajo Traffic-like Collective Movement of Ants on Trails: Absence of Jammed Phase citado en Technology Review vía J-Walk.]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear